-->

21 de diciembre de 2011

Especial navideño segundo

El gato es: 
Esta es la segunda parte de una serie de tres sobre la navidad. La primera parte mostró cuatro gatos navideños, esta mostrará 5 y la última, justo en noche buena, traerá seis.

Pero antes de empezar, me gustaría decir algo primero, y luego vendrán las imágenes. Es algo que debo hacer como escritora de un blog de gatos, supongo.
Esta navidad es un evento de celebración, y sé que entre los millones de regalos que recibirán millones de niños, habrá algunos millares de gatos de navidad. Este es un llamado de atención para que, si lo estás pensando, no regales un gato esta navidad. Los gatos regalados en navidad son una cosa sorpresiva, y el tomar una mascota (sea gato, perro, hámster, tiranosaurio, tortuga o canario) es algo que se debe planear responsablemente. Sobre todo si tu intención es regalarle un gato a un niño porque escuchaste que quería uno. Eso será muy bonito, pero los gatos son mascotas, no juguetes, con lo que el niño debe entender que requiere de un grado de responsabilidad. Son muchos los gatos o perros que acaban abandonados por un cosa irresponsable, y esas mascotas no lo pasan bien en la calle. Buscan a su amo sin hallarlo, o peor aún saben que su amo los abandonó y acabarán sus días atropellados o hambientos. Los gatos tienen algo más de autonomía que los perros y son menos dependientes (ya que fueron domesticados recientemente y tienen menos dormido sus instintos), pero eso no significa que vayamos a botar a un gato cual adorno navideño que se rompió.
 Pensemos que los gatos dejan de ser tan lindos de bebés, empiezan a tener épocas de celo, se enferman, o simplemente una persona se puede aburrir de que arañen las cosas. Esas son contemplaciones minímas, solamente.

Por último, si estás convencido de que un gato es buena idea, mi sugerencia es que no lo compren, sino que lo adopten. Siempre hay alguien que tiene más gatos de los que puede, y ellos también pueden ser abandonados si no se dan las cosas. Y por último, adoptar mascotas es gratis y comprarlas no; si todo este discuros moral no te interesa al menos hazlo por tu bolsillo.

En fin, a los gatos tampoco les gusta mucho que los envuelvan con cintitas, o los metan en cajas (además que sin cuidado puedes colapsar la función de onda y adiós gato)*, así ustedes verán cómo lo ubican bajo el árbol.

Estos dos gatos parecen un poco confundidos
Y estas dos gatitas parecen estar cómodas (Ya expliqué cómo sé que son hembras)
Gatito jugando con un adorno
Gato jugando a ser un adorno
A este gato le gusta la navidad

Ahora solo resta esperar la navidad y nuestro tercer y último especial de navidad. Como ya dije, la última parte será puesta justo en nochebuena, pero eso según el horario de Chile (que ya no recuerdo si es GMT -4 o -3).

*Chiste intelectual. No lo voy a explicar, no creo que nadie del planeta entienda algo en realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada