-->

19 de marzo de 2013

Más atento que soñoliento (N° 351)

El gato es: 

Un gato que mira somnoliento, pero atento. Con apariencia cansada, pero alerta, lo que significa que puede pasar desapercibido encima de un árbol, observándolo todo desde arriba. Ahora está en un sitio ventajoso, y tiene una amplia panorámica del lugar. Puede ver niños jugando con pelotas, vehículos pasando a través de una línea grisácea, otros árboles más pequeños mecer sus hojas al viento.

También ve pajaritos, y mientras trinan el gato se imagina a sí mismo acechándolos detrás de un pelota que un niño ya no usa. Se aproxima lentamente... agachado... está apunto de saltar sobre el ave, y se encuentra de nuevo en el árbol. Se incorpora, y se da cuenta de que no estaba para nada atento, y sí muy somnoliento. Baja del árbol y termina su sueño en tierra firme.

PD: Finalmente, me rindo y elimino esto de los días. Esta es la imagen tricentésimo quincuagésimo primera, perteneciente a cualquier día de cualquier fecha. Pasó casi un mes desde la última entrada, y no puedo continuar al mismo ritmo de antes, eso es definitivo. Además, todavía tengo que actualizar el índice, añadir unos links, y otras cosas.

9 comentarios:

  1. ¡Qué trabajo tan agotador! Etel también quiere escribir más sobre nosotros pero no le llega el tiempo. Lo importante es no olvidarnos y dedicarnos un momento de vez en cuando. Ronroneos. Rassel también parece soñolienta, con ojos rasgados y orejas atentas, escuchando cada ruido de la casa. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo Rassel. Tienen una vida agotadora, :)

    ResponderEliminar
  3. Que estampa clasica donde se observa el caracter gatuno,mientras puedas descansar y observar hazlo no importa el lugar.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por comentar =) yo me excuso por no poder estar pendiente y no actualizar el blog, espero poder volver a la carga con más felinos en poco tiempo más. Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Demasiado somnoliento diría yo. Tuvo que bajar del árbol para poder seguir soñando

    ResponderEliminar
  6. Lindos tus gatitos cuidalos mucho que son una compañia invaluable

    ResponderEliminar
  7. Hola, ¿les importaría publicar esto? Es para que la gente se de cuenta de lo que tiene. ¡Gracias! :)

    Te quiero. Esto es lo que te digo cada día cuando te veo o pienso en ti. He llorado por ti como nunca lo había hecho con nadie ni por nadie, y es que casi te pierdo. Esto va por mi gatito, Subi. No sé porque estoy escribiendo esto, simplemente creo que debo hacerlo. Este pequeño gatito ha estado conmigo desde que nació. Yo tenía 10 años cuando él llegó al mundo y ahora él tiene 7 años. Me visto llorar y aunque no hiciera nada, sólo estando a mi lado ya me tranquilizaba, me ha visto reír y me he divertido con él. Hemos jugado, le he hablado y hemos estado siempre juntos. Recuerdo una de las primeras veces que él se escapó (vivimos en un jardín donde puede marcharse), sufrí mucho. Pensaba que se había perdido y no sabría volver, pero volvió. Pero cuando lloraba pensando que no volvería, siempre volvía. Aunque me preocupo cuando sé que se ha ido y no ha vuelto durante unos días, y es que a quién no le importaría sabiendo que esta fuera de casa? Hace unas semanas estaba estudiando para los exámenes finales y mi padre me llamó. Bajé al jardín y vi que tenía la pata mordida por seguramente, un perro. Se le veía el hueso, incluso el músculo. En ese momento no lloré, estaba en shock y dispuesta a hacer lo que fuera para salvarlo. No podía llevarlo al veterinario porque no tenía suficiente dinero. Entre mi padre y yo lo fuimos curando con agua oxigenada, betadine, tomillo para beber, etc. Yo no le veía esperanzas y ya me había despedido de él. Él iba aguantando y yo estaba guardando fuerzas para cuando se fuera. No me lo creía, había pasado de estar hablando con él a llorar por eso. Pero ese día no llegaba. Él se escondía en un rincón y cuando lo encontré lo iba a ver cada día. Y cada día estaba mejor. Un día estaba muy animado, me vino a ver, ya no cojeaba y jugaba conmigo. Yo flipaba. Todavía tenía la pata abierta, se le veía el músculo, pero estaba como si sólo se hubiera dado un golpe. Le puse polvos talco con la ayuda de mi padre, y hoy en día sigue vivo como si nada le hubiera pasado. Escribo esto porque si alguna persona, aunque sólo sea una, dé cuenta de que nunca se puede perder la esperanza. Yo todavía estoy llorando ahora cuánto recuerdo el día en el que me dijeron, pasé la semana más horrible de mi vida, y todavía lloro ahora. No me he dado cuenta de que la quería hasta que le ha pasado esto, y aunque tengo otros gatos y los quiero igual que él, cada uno es especial a su manera y por eso los quiero tanto. Creo que esto es amor, y no las parejas que duran 2 semanas y se llaman te quiero sin sentirlo realmente. Lo quiero muchísimo, y por eso espero ser veterinaria, y si algún día alguien necesita algo, yo le pueda ayudar sin nada a cambio. Si estás leyendo esto espero que corras a abrazar a tu mascota para que no la tendrás siempre físicamente y después la echarás de menos.

    ResponderEliminar
  8. Qué maravilla... No hay animalito más lindo que un gatito.

    ResponderEliminar
  9. los invito a visitar mi blog, todo para gatos, cuidados, comportamiento, instinto, y mucho mas!! es muy nuevo, espero que les guste. Y lo siento por publicitarlo por medio de spam.
    http://mundogatunomiau.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar