-->

4 de febrero de 2012

Gatitos frente al espejo (N° 81)

El gato es: 

Los espejos son un instrumento muy común y están en todas las casas, pues los usamos para mirarnos y por ende, tras una vida de costumbre, nos sabemos reconocer en el.
¿Pero y un gato? Para un felino un espejo es un elemento ajeno a su cotidianidad, y no es algo normal. No hay un solo gato que no reaccione de alguna forma frente a un espejo. No soy experta en el asunto, pero esto lo digo en experiencia y al observar gatos, una y otra, y otra vez. Por supuesto que puedo estar equivocada, pero es mi pensamiento personal.

Hay gatos que de frentón se asustan al verse, hay otros que se acercan, mucho más curiosos, y se ponen a tocar el espejo con sus patas, las garras escondidas. Hay otros que se resisten a mirarse de frente, y solo cuando están de lado, o a una orilla, pueden estar en el espejo con calma. Otros se ponen a pelear con su reflejo, iracundos, y hay otros gatos que se ven y siguen su rumbo como si nada.


Todo esto me hace pensar una cosa: el que los gatos no se reconozcan al espejo es una afirmación muy arriesgada. Es seguro que especialistas han hecho sus pruebas y experimentaciones bajo método científico, pero lamentablemente no he encontrado bibliografía al respecto. Y no me fío de lo que diga la gente sobre esto, aunque se trate de algún veterinario. Los veterinarios son médicos, no etólogos. Es verdad que un veterinario está en mucho contacto con gatos, y pueden predecir su comportamiento y explicarnos un montón de cosas interesantes pero, a mi parecer, es lo mismo que si un ingeniero me hablase de física teórica. Lamentablemente no es el campo que les compete y, aunque lo conozcan, no trabajan directamente en el.

Así que esto se trata de sacar conclusiones. ¿Los gatos no se reconocen en el espejo? De partida, los gatos no son tan monocordes como un humano, y sacan información del entorno con sus otros sentidos en mayor proporción a lo que podemos nosotros. Un espejo solo aporta imagen, pero el gato ahí enfrente no tiene un olor, y no suena de ninguna forma tampoco. Así que a ese gato "le falta algo" ¿Por qué tendría que reconocerse, si eso de allí no es un gato, porque le falta la mitad de cosas que le caracterizan como gato? Una pregunta que puede tener sentido o ser un disparate. Si lo vemos desde un punto de vista humano, es un argumento tonto, pero es por nuestra tendencia a ser seres exclusivamente visuales.


Me inclino a pensar que la mayoría de gatos no es capaz de saber que ese gato ahí es él, pero si se estudia el comportamiento de alguna minoría de gatos astutos, pareciera que sí reconocen lo que ven frente al espejo, partiendo por su cuidador humano (insisto en no llamarles "dueños" o "amos"), los muebles, y a ellos mismos.
Pero decidir si un gato se reconoce, o solo está muy acostumbrado a ver a otro gato justo en esa parte y por eso no reacciona, es asunto delicado.

El lector puede intentar en casa, a ver si el gato entiende el universo de reflejos. Para esto se requiere que el gato se mantenga tranquilo frente a un espejo, pues no se podrá hacer pruebas si el gato se descontrola. También sería bueno que no preparen esta prueba delante de él, porque no estamos seguros de que el gato te reconozca a ti a través del reflejo, y se podría influenciar el resultado. Deberás estar fuera de la habitación, y ver el resultado con una cámara, ojala en tiempo real.

Se trata de lo siguiente. Debemos tener algo que atraiga mucho al gato. Eso depende, pues puede ser comida, una pelota de lana, un auto de juguete, un cojín, etcétera. Debemos estar seguros de que el gato, al ver el objeto, va a ir hacia el para jugar, mordisquearlo, devorarlo, lo que sea. Y no se puede aguantar las ganas de ir.
Este objeto de interés debe estar oculto a la vista, y que sólo se pueda ver a través del espejo. Esto se puede lograr calculando ángulos, para que otras cosas tapen el objeto, pero eso puede ser un poco difícil, ya que el gato puede recorrer un cuarto a voluntad y ver la cosa directamente si la busca.

Es más fácil ocultar el objeto en una caja, y que la caja se abra cuando estemos 100% seguros de que el gato está mirando al espejo, cosa de que no vea aparecer el objeto de interés directamente. Pero eso necesitará mayor preparación, un poco de ingenio y de seguro un control remoto. Voy a suponer que se trata de un auto de juguete (sin cable), y que lo podemos manejar desde la otra habitación, donde a través de la cámara ves que el gato mira el espejo. En ese momento se debe mover el auto, y salir de su escondite; pero por detrás del gato, con lo que él lo verá por el reflejo, no "de verdad".

Desde luego, el experimento consiste en comprobar si el gato detecta el autito (o lo que sea) y no se va corriendo en dirección al espejo, dándose un buen golpe y perdiendo un porcentaje de una de sus vidas. Si el gato entiende que el espejo refleja, se va a dar vuelta y a investigar el resto de la habitación. Con un auto de juguete no sería buena idea hacerlo, porque suena mucho al moverse, y el gato irá en dirección al sonido. Por eso nuestro experimento debe hacerse con el mayor silencio posible, y disminuyendo cualquier olor. Así el gato se sentirá atraido al objeto de interés sólo por su imagen.


No estamos estudiando si el gato se reconoce a sí mismo, pero estamos investigando algo incluso más valioso: si el gato sabe que eso es un reflejo. El gato puede pensar, con justa razón, que lo que ve ahí es como una ventana, y que hay algo más allá, pero hay una barrera invisible que lo separa de entrar en ese espacio. Pero entender que ahí no hay nada más que la imagen tras de él es algo muy complicado, y es muy posible que tu gato falle esa prueba y se ponga a comprobar que no puede atravesar por el espejo para ir por el objeto. Se aburrirá, dará media vuelta, ¡y ahí estará lo que andaba buscando! Y lo mejor de todo, no está el gato de su mismo color para quitárselo, se quedó atrás del muro transparente. Nuestro gato mira de reojo el espejo, y comprueba que todo está bien, que el gato de su mismo color también encontró esta cosa en su lugar, así que no va a molestar. Ambos se van felices, para jugar con esto fuera de su vista, pues no son gatos que se caigan muy simpático.

Esta prueba puede ser sencilla de hacer (basta usar la creatividad), pero es complejo sacar alguna conclusión. Además que si lo sometemos a una segunda prueba, puede actuar distinto, y se lían nuestras impresiones al respecto. Pero es una prueba casera, si fuese con método científico no podríamos hacerlo en nuestro hogar, ni mucho menos con nuestro propio gato (porque se dudaría de lo imparcial al sacar una conclusión).


A pesar de que sueno un tanto pesimista, un gato no solo ve reflejos en espejos, sino que en el agua, en la puerta del microondas, cuando la TV está apagada, etcétera. Pienso que hay muchos gatos que sí saben sobre el reflejo, y que hay una minoría de gatos que efectivamente sí se reconoce a sí mismo. Pero son una minoría, insisto. Son gatos Einstein, gatos Hawking, gatos Newton, gatos Schrödinger1. Si su mascota no se reconoce en el espejo, no significa que sea tonta. Un espejo no es algo natural, y no le podemos pedir a un gato nada sobre ellos. Así que despreocupémonos.

Este fue un especial sobre gatos y espejos, pero fue mezclado con la sección de Gatito Diario, porque no tengo tiempo para hacer dos entradas en este mismo día, y por lo tanto estos fueron los gatos octogésimo primeros, correspondientes al día 4 de Febrero de 2012. No llevan calificación, ni nada.
Pero antes de retirarme, les dejo una última imagen de gato en el espejo:



Bien ¡Te engañé! Espero que no hayas caído, porque entonces no le vas a pedir a tu gato reconocerse en el espejo, si nosotros tampoco reconocemos un gato frente al espejo.

1- Realmente un gato Schrödinger es muy tonto para reconocerse al espejo. De hecho, cuando los metes en una caja, ni siquiera saben reconocer si están vivos o muertos.

6 comentarios:

  1. me dio hueva leer aganlos mas cortos porfa :D

    ResponderEliminar
  2. el mio se espanto horrible incluso me rasguño , probe con dos espejos de mi casa , y paso igual , habra visto un portal a otra dimension?

    ResponderEliminar
  3. Mi gato se niega a mirarse en el espejo ,por mucho q me esfuerze

    ResponderEliminar